No quería ponerme político por aquí, ya que no quiero aburriros con mis rollos políticos, pero…
Hoy la ciudad de Barcelona ha llenado las calles para evitar que el Gobierno Español asaltara edificios institucionales catalanes, y sedes de partidos políticos (sin orden judicial), y arrestar funcionarios catalanes por “rebelión”.

Para los que no estéis al corriente, el gobierno de Cataluña lleva tiempo pidiendo celebrar un referéndum de autodeterminación, y el Gobierno Español respondiendo siempre “¡Nunca! ¡Eso no es democrático!” (derp!). El Gobierno Catalán decidió seguir adelante, y el Estado empezó a requisar carteles, urnas, papeletas, correo privado, y asaltar periódicos, bloquera webs, y amenazar a la población que acuda a las urnas.

Hoy la gente se presentó rápidamente a proteger los edificios públicos (siempre de forma pacífica, ya que el que primero muestre violencia, pierde), y en otras partes de España la gente se ha manifestado a favor de los derechos civiles (expresión, manifestación, asociación, sufragio…).

Ya hace dos años, cuando el primer intento de referéndum, hice algo similar. Portadas de este tipo eran típicas de la prensa del siglo 19, como sátira política.

Traducción (sin rima): “1. España vuelve, usando censura, requisando papeletas, carteles y correo, mostrándose como dictadura. 2. Bloquean cuentas y amenazan con la policía, asaltando a sin orden judicial la sede de las CUP y la sede de Economía. 3. Llenan el puerto de policía, como fuerza de ocupación, sabiendo que cada día, lo tienen mucho peor. 4. La gente se da cuenta, y bloquea el Paseo de Gracia, atrapando a los cretinos que hoy mataron la democracia.”