La Profesora – Ese ser incomprendido que, recordemos, una vez fué alumna. Recuerdo que en MD (Matemática Discreta, cuando esta se daba en Fase Selectiva), nos tocó una profe de problemas recien salida de la licenciatura. Además tenia un apellido que se venía muy a coña, y todo en conjunto no permitía tomarse nada en serio.

Ahora mismo no recuerdo muy bien si llegué a quedarme hasta el final en alguna clase de problemas. Si bien porque esta profesora no acababa de tener “mojo” para enseñar, o por el hecho que en ese cuadrimestre ya nos habían cambiado varias veces de profe de problemas y a esas alturas ya no conservaba ningún respeto hacia esa asignatura.