Codificando – Hoy en día existen sistemas de “Subversion” que permiten a la gente que ha de codificar cosas poder mantener versiones, poder codificar a la vez de tal manera que mezclar código resulta sencillo. Antaño ocurría que cada persona tenia que encargarse de ficheros totalmente diferentes y quedar totalmente de acuerdo con todo el mundo sobre las interfaces (funciones, vaya) de cada módulo, y no tocar nada más, no fuera que se cargara el código de los demás. Era normal tener en un diskette (si! diskettes!) varias versiones del programa o práctica, con tal de asegurarse que lo que antes iba ahora seguiría funcionando, y sino, poder volver a lo más nuevo que funcionase. Aun así, una frase recurrente era “¡Pues lo que tengo en casa funcionaba!”