“50 Sombras de Snow” (Parte 1) – Erase una vez la única chica de la FIB (que no era Steffy), que dirigía (entonces) una asociación universitaria llamada l’Oasi.  Erika era malvada y maltrataba a la gente, pero en el fondo era una chica tímida de gran corazón, y por eso todo el mundo la amaba y la respetaba. Resulta que esta chica, mientras todo el mundo en su casa dormía, imaginaba historias y romances fantásticos, que escribía en un fanfic secreto en Internet bajo un segundo seudónimo todavía desconocido, soñando con mundos repletos de dragones y fogosos amantes.