Mantén la calma, y date cuenta (Parte 2) – Ya ha pasado la FestaFIB, y es una lástima que nos lloviera y viniera en la hora máxima la mitad de la gente solamente. De todas formas, al final pudimos arreglar el tema de los conciertos poniendo a los artistas bajo cubierto, y tocando para un público que, fiel a la festa, se quedó a escuchar a Goblin City y a Los Aguateques aunque lloviera. ¡Esta gente son los que hacen de verdad la FestaFIB!  Y me comenta el tesorero que finalmente se cubrieron gastos y que habrá dinero para la próxima fiesta.

Además, se aprendieron cosas como

  • Que a veces hay que ponerse serio y en algunas situaciones hay que saber tomar decisiones y dar las ordenes adecuadas para no dejarse sobrellevar por los imprevistos.
  • Que en ocasiones se obtiene la mejor ayuda de quien menos te lo esperas, y te llevas una grata sorpresa.
  • Que un gran regalo de cumpleaños no tiene por que ser caro ni complicado, sino que simplemente demuestre que quien te lo regala sabe que te va a sorprender por bien.
  • Que las lesbianas de mi universidad molan (Una joya de chicas. Lástima que estén “out of scope”…)
  • Que cuando se ha mareado demasiado la perdiz con algo hay que echarle huevos y zanjar la situación en caso que no lleve a ninguna parte.