Judge Revolutions – Desde el estudiantado todavía se espera la llegada del elegido que sea capaz, no de acabar con las máquinas, sino de llegar a la paz con ellas. Alguien que pueda sentarse frente a los que las dirigen, y más allá de entrar en un “flame” perpetuo pueda acordar con ellos que no solo hay un problema sinó que es posible solucionarlo poniendo un poco por parte de cada uno.