Piérdete – Sólo diré una cosa: ¡Chínchate David Lynch!