Tamaño Familiar – Última semana de Agosto, y son ya las fiestas de mi barrio. Estas no lucen tanto como las fiestas de Gràcia, pero al menos tenemos fiestas (no como otros barrios cuyo nombre y orígenes han caído en el olvido).

Dado que mi proyecto secreto va a tardar un poco en andar (y en dar beneficios), a partir del mes que viene toca volver a buscar trabajo. (Difícil es la vida de un investigador en un estado gobernado por fanáticos de la religión.) De mientras voy a tener tiempo para dibujar más tiras.